SUELOS DE CEMENTO PULIDO

Lautoka Urbana – Reformas e interiorismo

Una de las tendencias más de moda en los suelos de las casas modernas es el uso del cemento pulido. Echando un vistazo a revistas de diseño o interiorismo encontraremos gran cantidad de ejemplos. El cemento pulido es un acabado que originalmente se utilizaba solo en suelos de locales, oficinas y almacenes industriales, pero el auge de los lofts durante los años 90 hizo crecer su popularidad. Además, hoy en día los acabados de cemento ya no se reducen sólo a los suelos, sino que se emplean también en paredes y otras superficies, como por ejemplo encimeras de cocina. Combinado con maderas oscuras y materiales como el acero inoxidable, el cemento crea ambientes muy elegantes y originales. Por ello, es una de las opciones más de moda en las tendencias de decoración actual.

En la entrada de blog de esta semana os daremos un par de detalles sobre el cemento pulido en suelos.

Acerca del cemento pulido

El cemento pulido es una capa de cemento refinado con colorante, pulida con una máquina especial y recubierto de una capa protectora. Es un producto mineral muy resistente, tanto al agua como a la humedad, los rayos ultravioleta o las filtraciones de otras sustancias y además es suave al tacto. Y no solo eso, sino que el cemento pulido es una propuesta respetuosa con el medioambiente.

Gracias a su durabilidad, resistencia y fácil mantenimiento, así como a su instalación sencilla, rápida y económica, hace que sea una buena opción no sólo para interiores sino también para exteriores. Los colores más habituales para su uso en exteriores suelen ser el gris, el blanco y los ocres, pero la paleta de colores de entre la que podemos elegir es casi infinita.

El cemento pulido puede utilizarse en terrazas, pasillos o escaleras, pero también en piscinas, estanques… incluso se puede dar un acabado a muretes o bancos de obra con este material. Combina muy bien con la madera, materiales cerámicos, gravas, césped…

No necesitamos ningún requisito especial para instalar un suelo de cemento pulido, pues puede aplicarse sobre un suelo anterior de hormigón, de losas o una capa nueva de protección. El acabado de este tipo de suelo tiene siempre un efecto difuminado con unas ligeras vetas que le dan un toque extra de estilo. Sobre este acabado, minimalista o rústico, se le pueden aplicar diferentes barnices mate, satinado o brillante. También puede pulirse para darle un punto más de brillo.

Para su instalación no es necesario, pero sí recomendable, el realizar juntas de dilatación, lo que no sólo facilita mucho su mantenimiento y limpieza sino que también le da este efecto de continuidad ideal para las casas modernas que buscan producir sensaciones de amplitud de espacio.

Cabe añadir que el cemento pulido tiene un coste bajo, por poco dinero podemos conseguir un suelo moderno y diferente para nuestra vivienda.

Blog: Suelos de cemento pulido

Alternativas actuales

A pesar del tirón que tuvo el cemento pulido en su día, hoy encontramos otros materiales capaces de sustituirlo. Si os gusta la estética del cemento pulido pero no queréis instalarlo en vuestra vivienda, existen soluciones en otros materiales y formatos que imitan al cemento pulido con buenos resultados y que además son más cómodas y fáciles de instalar.

La primera alternativa al cemento pulido es el microcemento, un material que se ha impuesto como un gran sustituto por ser más resistente, económico, fácil de aplicar y duradero. Pese a la creencia popular, el microcemento y el cemento pulido son cosas distintas. Aunque su apariencia sea similar, se diferencian en puntos tan básicos como son la técnica de aplicado, sus propiedades, el mantenimiento y, lamentablemente, el coste, pues el microcemento es bastante más caro que el cemento pulido.

Pero existen más alternativas. Por un lado tenemos el cemento pulido en baldosas, comercializado en piezas cuadradas o rectangulares. El formato de baldosas es mucho más fácil de colocar. Además, si alguna pieza se deteriora puede cambiarse. También podemos utilizar baldosas cerámicas que imitan el cemento pulido. Son más económicas que las baldosas de cemento y más resistentes, aunque también son más caras. Por último, existem también suelos laminados en forma de baldosas que, igual que con las baldosas cerámicas, imitan el cemento pulido. Podemos incluso colocarlas nosotros mismo con facilidad y aíslan bien, aunque hoy día todavía no resultan del todo convincentes en cuanto a acabados, y además son algo caras.

Blog: Suelos de cemento pulido

Esperamos que esta entrada sobre los suelos de cemento pulido os haya parecido interesante. Volveremos la semana que viene con una nueva entrada de blog, llena de ideas interesantes para vuestros futuros proyectos de reformas o interiorismo, todo ello de la mano de Lautoka Urbana.

¡Un saludo!