REFORMAS SOSTENIBLES

Lautoka Urbana – Reformas e interiorismo

Cuando hablamos de reformas, normalmente nos preocupan los costes, pero ¿por qué no preocuparnos también por el medio ambiente? Tal vez vuestra vivienda no esté orientada al norte o esté hecha de ladrillo, pero eso no significa que no dispongáis de opciones para hacer de vuestra vivienda un hogar más sostenible.

La eficiencia energética en el hogar es una de las mejores maneras de reducir nuestro impacto medioambiental a pequeña escala y a menudo nuestro bolsillo también nos lo agradecerá. En la entrada de blog de esta semana os damos algunos consejos para reformar y a la vez reducir vuestra huella de carbono y vuestras facturas.

La energía es la clave

Una de las primeras cosas a tener en cuenta al valorar cuán eficiente es vuestra vivienda es echar un vistazo al estado actual de aislamiento. El aislamiento es una de las mejores maneras de ahorrar en costes de calefacción y climatización, pues una vivienda correctamente aislada puede reducir hasta en un 50% las facturas de la luz.

El Gobierno de España ha publicado una guía interesante sobre cómo aislar correctamente una vivienda, aquí os dejamos un enlace al documento. Además, puesto que en nuestro país disfrutamos de una cantidad considerable de radiación solar, es una muy buena idea aprovecharlo e instalar paneles solares y un calentador solar de agua. Podéis ir un paso más allá comprando electrodomésticos energéticamente eficientes; sabréis que lo son examinando su etiqueta de eficiencia energética.

Blog: Reformas sostenibles

Ventanas dobles

De nada sirve tener un fantástico sistema de calefacción si el calor se nos va por las rendijas de las ventanas. Sustituir vuestras actuales ventanas por unas con acristalamiento doble y una buena nota en la escala EEV (Eficiencia Energética de la Ventana) hará que se escape menos calor de vuestra vivienda.

La escala EEV se asemeja mucho a la que utilizan los electrodomésticos para puntuar su eficiencia energética. Podéis consultar este enlace para saber más sobre este sistema de etiquetado. Cabe destacar que este sistema distingue entre dos clasificaciones, a saber, clasificación de invierno, con siete niveles distintos de eficiencia, y clasificación de verano, que distingue entre solo tres niveles de eficiencia.

El agua, un bien preciado

El agua es el recurso más valioso de nuestro planeta, y como tal debemos usarlo con responsabilidad. Un inodoro de alta eficiencia que consuma no más de 6 litros por descarga puede significar un ahorro en consumo de agua de un 20%.

También podemos reducir el consumo de agua instalando duchas de bajo flujo o grifos con aireadores, que reducen la cantidad de agua consumida.

Si además tenéis un jardín, intentad plantar especies autóctonas o que requieran poca cantidad de agua para su cuidado. Así, cuando llegue la inevitable sequía veraniega, no tendréis que padecer por la falta de agua para regarlas.

Pintura sostenible

Llevar a cabo una reforma incluye en la mayoría de ocasiones un lavado de cara de las paredes. Al elegir una pintura, aseguraos de que contengan la menor cantidad posible de COV (Compuestos Orgánicos Volátiles). Los COV no solo son dañinos para el medio ambiente, sino también para las personas. Los compuestos químicos que se hallan en pinturas con COV, como el formaldehído y el benceno, desprenden vapores que son perjudiciales al ser inhalados. Las pinturas con menos de 250 gramos de COV por litro se consideran pinturas bajas en COV.

Si simplemente conseguís implementar algunas de estas estrategias estaréis construyendo un hogar más sostenible, respetuosos con el medio ambiente y, sobre todo, más económico.

Os esperamos la semana que viene con una nueva entrada de blog, llena de ideas interesantes para vuestros futuros proyectos de reformas o interiorismo, todo ello de la mano de Lautoka Urbana.

¡Un saludo!