PLATOS DE DUCHA

Lautoka Urbana – Reformas e interiorismo

Los platos de ducha son un elemento que poco a poco ha ido sustituyendo a las bañeras en los baños de hoy en día, no solo por el hecho de que nos hacen ganar espacio en el baño, sino también porque representan un gran ahorro en agua, además de ser mucho más fáciles de limpiar y de acceder a ellos. La gama de platos de ducha en el mercado es muy amplia y se ajusta a todos los espacios, contando con modelos hechos de distintos materiales y de una amplia gama de precios.

En este artículo os hablaremos un poco de los diferentes tipos de platos de ducha que podéis instalar en vuestra próxima reforma de baño.

Platos de ducha cerámicos

Empezamos con los platos de ducha cerámicos. Estos son los platos de ducha clásicos, los que encontramos en la gran mayoría de baños. Se caracterizan por ser económicos, duros y resistentes a los arañazos y a los productos de limpieza, además de instalarse directamente en el suelo. En cuanto a desventajas tienen un tacto frío, son pesados, frágiles y su superficie es deslizante. Además, suelen distribuirse en medidas estándar, por lo que no admiten personalización y no siempre es fácil encontrar ciertas medidas para este tipo de platos.

Blog: Platos de ducha - Plato cerámico

Platos de ducha acrílicos

Los platos de ducha acrílicos se fabrican con una lámina acrílica compuesta de fibra de vidrio y reforzada con un tablero de DM o acero, lo que la convierte en un material muy duradero. Estos platos están caracterizados por ser antideslizantes, muy ligeros y por su tacto cálido y agradable en comparación con los cerámicos. Los platos de ducha acrílicos no acumulan suciedad y son muy sencillos de limpiar; también son fáciles de restaurar en casos de arañazos. Se fabrican en gran variedad de medidas, aunque se recomiendan medidas rectangulares, son económicos y, al igual que los cerámicos, se instalan sobre el suelo. Su principal desventaja es que con el paso del tiempo se pueden separar de la pared y su base puede rayarse.

Blog: Platos de ducha - Plato acrílico

Platos de ducha de carga mineral o resina

Los platos de ducha de carga mineral o resina están fabricados con una mezcla de resinas hecha de mármoles, cuarzo y sílice, lo que les confiere una gran resistencia. Se fabrican en cualquier medida y se pueden cortar durante la propia reforma. Son también los más planos y pueden colocarse a nivel del suelo. Estos platos pueden encontrarse en múltiples texturas, acabados y colores. Poseen lo mejor de los platos de ducha comentados anteriormente, pues son duros y pesados como los cerámicos, pero también versátiles y de tacto y superficie poco resbaladiza como los acrílicos. Su mayor problema es que son bastante más caros que sus competidores.

Blog: Platos de ducha - Plato de resina

Platos de ducha de granito

Encontramos también los platos de ducha de granito. Este material se caracteriza por ser muy resistente al rayado y al desgaste, no se deteriora ni pierde el color. Además, al no ser poroso, impide la absorción de líquidos, lo que facilita su limpieza. Son antideslizantes, antibacterianos y de textura agradable. Los platos de ducha de granito pueden encontrarse en varias medidas distintas y su grosor acostumbra a ser de 3cm. Este tipo de platos de ducha es ideal para dar un toque clásico a nuestros baños.

Blog: Platos de ducha - Plato de granito

Platos de ducha de pizarra

Los platos de ducha fabricados en pizarra  se caracterizan por su impermeabilidad, dureza y resistencia. Son platos de ducha muy planos y de fácil limpieza, resistentes al paso del tiempo y a los productos químicos. Además, su superficie es antideslizante y existe la posibilidad de fabricarlos a medida.

Blog: Platos de ducha - Plato de pizarra

Platos de ducha de sílex

Tenemos también los platos de ducha de sílex. Estos platos de ducha están fabricados a partir de un molde de un material nuevo conocido como Silexpol, compuesto de una mezcla de sílice y cuarzo. Los platos de ducha fabricados con este material son los más novedosos del mercado. Se caracterizan por su gran dureza y resistencia a la flexión y a los golpes. Además de ser antideslizantes y que apenas se ensucia. También se adaptan totalmente al espacio, ya que pueden cortarse con facilidad para ponerlos en cualquier superficie. Se adhieren además con facilidad al suelo y pueden encontrarse en cualquier color. Su inconveniente es su precio elevado.

Blog: Platos de ducha - Plato de sílex

Platos de ducha de obra

Y por último hablaremos de los platos de ducha de obra. Suelen ser una de las opciones más caras de todas, excluyendo los nuevos platos de ducha de diseño. La gran ventaja de este tipo de duchas es que se pueden personalizar, pudiendo así elegir cualquier formato y acabado y utilizar el material que más nos convenga. Además son de fácil acceso, ya que quedan a ras de suelo. Es importante que estos platos de ducha dispongan de una buena impermeabilización para que después no tengamos problemas de humedad. También debemos tener en cuenta que el material que enliguemos sea antideslizante y que no nos genere suciedad. 

Blog: Platos de ducha - Plato de obra

Esperamos que esta breve entrada sobre platos de ducha os haya sido de utilidad y que os ayude a tomar la decisión más adecuada al reformar vuestro cuarto de baño. Cada semana os traeremos una nueva entrada de blog, llena de ideas interesantes para vuestros futuros proyectos de reformas o interiorismo, todo ello de la mano de Lautoka Urbana. ¡Os esperamos la semana que viene!

¡Un saludo!