GEBERIT DUOFIX

Lautoka Urbana – Reformas e interiorismo

En otras entradas de blog ya os hemos hablado de soluciones para baños de la casa suiza Geberit como son los inodoros-bidé. Esta semana os hablaremos de otra innovación de esta multinacional, también orientada a aprovechar al máximo el espacio disponible en nuestro baño: el desagüe a pared Geberit Duofix.

Blog: Geberit Duofix

Cuando realizamos un reforma en nuestro baño, podemos optar entre diferentes tipos de plato de ducha, ya sean prefabricados o de obra. Si nos decantamos por un plato de ducha de obra, podemos elegir la ubicación y el tipo de desagüe, ya que nosotros somos los que realizaremos la pendiente necesaria para evacuar correctamente el agua. Esto nos permite contar con más opciones para el diseño y optar por la innovadora opción de un desagüe a pared, una opción estética y funcional que nos permite trasladar el desagüe del suelo a la pared.

El resultado es un plato de ducha continuo donde no veremos la típica rejilla metálica. Esta solución nos la ofrecen los desagües a pared de Geberit, el sistema Duofix, con una instalación fácil, duradera, estética y sencilla de limpiar. Nos permite además elegir entre diferentes acabados, cromo brillo, acero inoxidable, blanco o incluso totalmente personalizados.

Cuando optamos por un sistema de desagüe a pared, hemos de tener en cuenta varios factores. En primer lugar debemos disponer de una profundidad en la pared en la que encastar el mecanismo, una estructura que nos permite regular la altura y dirección de la tubería de desagüe mediante la que conseguimos la estética deseada, y todo totalmente oculto. Disponemos de diferentes estructuras en función de la pared en la que instalamos el mecanismo, la propia estructura nos permite además fijar la grifería, empotrada o de superficie, sin necesidad de perforar la pared. La estructura también hace de soporte, necesario para evitarnos levantar paredes ya que, como hemos comentado, necesitamos un grosor para instalar el desagüe, por lo que nos separamos de la pared original. Todos estos factores deben tenerse en cuenta al tomar las medidas del baño para comprobar su viabilidad.

El funcionamiento y evacuación del agua es el convencional y el caudal de absorción es igual o superior al resto. Eso sí, hemos de disponer de una pendiente de entre un 1-2% del plato de ducha, que se obtendrá al realizar la obra. La pendiente es totalmente imperceptible por el ojo humano, al igual que sucede con los platos de ducha convencionales.

El mantenimiento de este sistema es mínimo ya que la propia estructura está preparada y pensada para el uso diario doméstico. Esta incorpora una rejilla a modo de filtro, fácil de extraer y limpiar, todo ello sin tener que utilizar herramientas. Extrayendo el embellecedor podemos acceder al filtro, limpiarlo y volverlo a colocar. Esto permite que no se obstruya el conducto con restos de cabellos o pequeños elementos que se puedan filtrar durante la ducha.

Pero como no es lo mismo leer que ver, acabamos la entrada de esta semana con un vídeo que nos muestra la instalación de este sistema en el baño.

Esperamos que esta breve entrada sobre el desagüe a pared Geberit Duofix os haya parecido interesante. Cada semana os traeremos una nueva entrada de blog, llena de ideas interesantes para vuestros futuros proyectos de reformas o interiorismo, todo ello de la mano de Lautoka Urbana. ¡Os esperamos la semana que viene!

¡Un saludo!