LA COCINA DEL FUTURO

Lautoka Urbana – Reformas e interiorismo

De aquí a diez años, el mundo será un lugar muy distinto. ¿Qué significa esto para nosotros, para el mundo de las reformas, para el diseño de cocinas y para las personas que las idean? Y lo que es más imporante, ¿seremos capaces de llevar un modo de vida sostenible en casa?

En esta entrada de blog de esta semana os enseñaremos algunas de las ideas, electrodomésticos y utensilios que se cuecen para las cocinas del futuro.

Blog: La cocina del futuro - Cocina futurista

La mesa inteligente

La cocina del futuro es una cocina moderna. Y su centro será la mesa. A través de un proyector sobre la superfície de la mesa, esta se convertirá en una pantalla y una cámara reconocerá lo que coloquemos encima. Si colocamos alimentos sobre la mesa, esta nos sugerirá una receta que combine todos ellos. Una balanza integrada nos ayudará a medir las cantidades, y mediante inducción podremos cocinar directamente sobre la superfície de la mesa. La mesa inteligente nos dará información mientras cocinamos… ¡el placer de cocinar sigue estando en nuestras manos!

Puesto que una imagen vale más que mil palabras, aquí tenéis un vídeo de demostración de la mesa del futuro (en inglés):

El estante refrigerador

La entrega a domicilio de comida de forma casi instantánea gracias a vehículos autónomos o drones hará que tengamos que almacenar menos alimentos en casa, por lo que el espacio necesario en la cocina para este fin. Actualmente conservamos los alimentos perecederos en la nevera, pero esta desperdicia mucha energía y da poca visibilidad a nuestra comida, haciendo que a veces compremos cosas que ya tenemos en casa. La cocina del futuro optimizará estos dos elementos, almacenaje y convservación, en uno solo: una estantería.

La comida se almacenará en unos recipientes de cristal doble equipados con sensores y la más avanzada tecnología de conservación por inducción. El cristal permitirá que veamos rápidamente el contenido del recipiente y su estado de conservación. Estos recipientes modulares, multifunción y de bajo coste de producción permitirán que la comida se mantenga fresca, y todo colocado sobre un estante de nuestra cocina. La base de estos recipientes será de madera, cerámica o porcelana y se podrá utilizar sin problemas como plato a la hora de comer. En su interior se hallará una aleación metálica, que se enfríará por inducción a través de las estanterías. Si esa misma base junto con su tapa de cristal se coloca sobre la mesa, el sistema de inducción calentará el contenido del recipiente en vez de enfriarlo. Para determinar la temperatura adecuada de conservación, el envase del alimento vendrá equipado con una etiqueta RFID, que el recipiente leerá cuando la enganchemos sobre la superfície del cristal.

Blog: La cocina del futuro - Sistema de refrigeración

Reyes del reciclaje

A medida que nos hacemos más y más conscientes del impacto medioambiental de los residuos producidos en el hogar, reciclamos y utilizamos cada vez con más frecuencia. Por ello, la cocina del futuro dispondrá de un sistema de procesado de residuos que nos ayudará a vivir de manera más sostenible y que nos hará conscientes de lo que tiremos a la basura. Además, aprovechará al máximo todo lo que desechemos en la cocina.

Los residuos orgánicos que caigan por el fregadero se triturarán y se les extraerá el agua para comprimirlos en un disco seco e inodoro. Esos discos podrán apilarse y llevarse a un punto de recogida en la ciudad. Los residuos no orgánicos se separarán por materiales. Las latas, botellas o recipientes se triturarán y escanearán para identificar de qué están hechos y de paso identificar así elementos contaminantes. Los restos de estos materiales se envasarán al vacío y se sellarán en un tubo fabricado en un biopolímero. Se imprimirá una etiqueta sobre ese tubo para detallar su contenido y sus posibles usos futuro.

El agua también es un elemento muy importante a tener en cuenta y un bien que será todavía más escaso en los próximos años. El agua que gastemos en la cocina no sé irá cañerías abajo, sino que se separará en función de sus posibles usos: el agua usada para lavar alinentos o generada como residuo al cocinar no se desaprovechará, pues contiene nutrientes que pueden alimentar a nuestras plantas de interior sin peligro alguno. Dependiendo de si no está muy sucia puede incluso aprovecharse para el lavavajillas con la ayuda de un producto de limpieza. El agua contaminada se enviará por las cañerías de desagüe para ser tratada en plantas depuradoras.

Blog: La cocina del futuro - Sistema de reciclaje

¿Qué creéis? ¿Estamos muy lejos de que esta cocina se convierta en realidad? Esperamos que no pasen muchos años antes de poderos ofrecer todas estas fantásticas ideas en nuestros proyectos de reforma de cocina.

Os esperamos la semana que viene con una nueva entrada de blog, llena de ideas interesantes para vuestros futuros proyectos de reformas o interiorismo, todo ello de la mano de Lautoka Urbana.

¡Un saludo!