CINCO CONSEJOS PARA REFORMAR TU COCINA

Lautoka Urbana – Reformas e interiorismo

La cocina es un espacio que necesita de un mantenimiento periódico. Reformar una cocina supone no solo un cambio de imagen, sino también una inversión para restaurar todo lo que el tiempo y el uso han deteriorado.

Es posible que haya llegado el momento de reformar tu cocina. Tanto si solo vas a reformar parte de ella como si estás dispuesto a echarlo todo abajo y reformar por completo, los consejos de la entrada de blog de esta semana seguro que te ayudarán a tomar una decisión.

1. Buena planificación

La planificación no solo es útil para reformar una cocina, sino para cualquier otra reforma que queramos llevar a cabo en la vivienda. La planificación es clave para que no surjan contratiempos que luego supongan pérdidas, tanto económicas como temporales. Una buena planificación conlleva un estudio de todos aquellos componentes que queramos modificar, reparar o comprar, como por ejemplo electrodomésticos, mobiliario, azulejos, pintura, iluminación, etc. El estrés inicial de la planificación nos evitará más tarde problemas mayores.

2. Espacio de trabajo

Otro punto clave a tener en cuenta el espacio de trabajo disponible. Y es que en una cocina es necesario respetar ciertas medidas para disponer del espacio necesario a la hora de cocinar. Las tareas que se llevan a cabo pueden ser peligrosas si no se respeta el espacio de trabajo. Hacer una correcta distribución es fundamental para trabajar cómodamente, es por eso que a menudo se habla del triángulo de trabajo, que es aquel que está formado por la nevera, la placa de cocina y el fregadero.

3. Espacio para almacenaje

En la cocina encontramos todo tipo de elementos, desde muy pequeños como los cubiertos, hasta baterías de cocina con ollas y cazuelas. El correcto almacenaje de estos objetos es muy importante para facilitar el movimiento, respetar los espacios de trabajo y aprovechar el espacio de la cocina. Al reformar nuestra cocina, debemos calcular bien el espacio que se necesitará para el almacenaje de todos estos elementos y evitar así sorpresas de última hora.

4. Materiales de calidad

Debemos siempre invertir en la calidad de aquellos materiales que vayan a utilizarse con frecuencia. Electrodomésticos como la campana extractora o el frigorífico, por ejemplo, son elementos que se van a utilizarse con regularidad. Por ello, si al comprarlos nos decantamos por la parte económica a cambio de una calidad inferior, es una decisión que se verá reflejada con toda seguridad en la vida útil de los aparatos. Puede que de esta forma acabe saliendo más caro lo que en un principio parecía más barato. Esto mismo se aplica al material de fabricación de los muebles, así como la encimera que instalemos en nuestra cocina.

5. Iluminación

Como ya vimos en anteriores entradas de blog, la iluminación es una de las prioridades a tener en cuenta a la hora de reformar una cocina. Una correcta iluminación nos da precisión a la hora de trabajar, además de crear ambientes agradables. Es aconsejable iluminar los muebles por la parte posterior con tiras LED o bombillas no muy grandes; de esta forma se minimiza el impacto visual de los puntos de luz y se consigue un resultado moderno y práctico.

Blog: cinco consejos para reformar tu cocina

Esperamos que esta entrada de blog os haya ayudado a definir bien los puntos clave de vuestra próxima reforma de cocina. Nos vemos la semana que viene una nueva entrada de blog, llena de ideas interesantes para vuestros futuros proyectos de reformas o interiorismo, todo ello de la mano de Lautoka Urbana.

¡Un saludo!