CAMPANAS EXTRACTORAS

Lautoka Urbana – Reformas e interiorismo

Un elemento importante al reformar nuestra cocina es la campana extractora, pues es el electrodoméstico que se encarga de mantener limpio el aire de humos, grasa en suspensión, olores y vapores generados al cocinar. Por ese motivo suele colocarse siempre justo sobre las placas de cocina. Existen muchos tipos de campanas extractoras entre las que podemos elegir en función de la potencia, la medida, la forma, el ruido que generan y, por supuesto, la cocina donde vayamos a instalarlas.

En esta entrada de blog os hablaremos sobre las campanas extractoras y os ayudaremos a elegir la que más se adapte a las necesidades de vuestra reforma.

¿Cómo funciona una campana extractora?

Generalmente, una campana extractora desempeña sus funciones de una de las dos maneras siguientes:

Por extracción o succión: el motor de la campana aspira los humos, olores y vapores de la cocina y los pasa por un filtro metálico que los expulsa al exterior mediante un tubo de salida de humos que comunica con la fachada de la vivienda. El tubo suele tener unas medidas establecidas; cuanto más largo sea y más curvas trace, más potencia necesitará el motor de la campana. También es necesario que incluya una válvula antirretorno, para que el humo y los olores no vuelvan a la cocina. La mayor ventaja de este sistema es la eficacia, puesto que elimina completamente los residuos en suspensión generados al cocinar.

Por filtro de carbono o recirculación: en las cocinas que no tienen salida de humos, la campana absorbe y limpia el aire haciéndolo pasar por un filtro y después por otro desechable de carbón activo que trabaja absorbiendo los olores para devolver el aire limpio a la cocina. Es menos eficaz al eliminar olores, pero puesto que no requiere realizar reformas para colocar ningún tubo ni perforar la fachada, es mucho más fácil de instalar.

Características técnicas de una campana extractora

Dimensiones: la campana extractora debe tener un ancho mínimo igual al de la placa de cocina, aunque es recomendable que sea un poco más grande para que tenga una mayor capacidad de extracción. Las medidas también pueden variar en función del gusto del cliente, pero 60, 70 o incluso 90 cm suele ser lo más habitual.

Material y motor: las campanas extractoras constan de un ventilador o extractor, que filtra o expulsa el aire absorbido hacia el exterior. En cocinas con mucho uso, es recomendable utilizar una campana con motor interno para evitar que la grasa entre dentro y se adhiera al motor. Es también relevante que éste disponga de varias velocidades y de una válvula antirretorno que impida la vuelta a la cocina de olores y humos una vez apagada la campana. Las campanas suelen estar fabricadas en acero inoxidable o aluminio, aunque también las encontramos de cobre, vidrio templado o plástico resistente al calor. En cualquier caso, el material más recomendable para una campana extractora es el acero inoxidable, ya que no se deteriora con el paso del tiempo.

Capacidad de extracción: para que una campana extractora desempeñe correctamente sus funciones es necesario tener en cuenta su capacidad de extracción. Una campana que funcione por extracción necesitará menos capacidad de extracción que una que funcione con filtro de carbono. Es recomendable que una campana extractora consiga renovar el aire de nuestra cocina una media de 10 veces por hora. También debemos tener en cuenta el ruido que produzca la campana. A más potencia de extracción, evidentemente más ruido, aunque se recomienda que este no supere los 55 dB. Los modelos más modernos incorporan un cerramiento revestido con materiales que absorben el ruido y lo amortiguan.

Tipos de campana extractora

Una vez sepáis de cuánto espacio disponéis en vuestra cocina y cuánta potencia necesitaréis para escoger la campana adecuada, llega la hora de elegir el diseño que mejor encaja con los elementos de vuestra cocina. Aquí tenéis los diferentes tipos de campanas extractoras que podemos encontrar en el mercado.

Campana extractora de pared

Las campanas extractoras de pared son todas aquellas campanas adosadas a la pared y que no se esconden. Pueden ser horizontales o inclinadas, con forma de campana o de pirámide truncada, redondeadas, rectilíneas, etc. Su instalación es muy sencilla: simplemente se conecta el conducto vertical de la campana con la boca del conducto de extracción que hay en el techo de nuestra cocina. Estas campanas no requieren de ajustes con los muebles anexos y tan solo se exige que el hueco sea el correcto para su instalación. Desde el punto de vista estético podemos decir que esta solución es la ideal para potenciar visualmente la zona de cocción y ordenar en base a ella la distribución del resto de muebles de la cocina. Lo más habitual es que el material empleado sea el acero inoxidable en su color natural, aunque no es extraño encontrarlo lacado en blanco, negro o incluso en colores vivos.

Blog: Campanas extractoras - Campana de pared

Campana de pared retráctil

En contraste con la anterior, la campana de pared retráctil intenta pasar más desapercibida limitando su impacto visual, permitiéndonos además ganar más volumen de almacenamiento en los armarios altos de cocina. Por supuesto, el armario donde se integra la campana estará parcialmente ocupado por el conducto de extracción de humos, pero a diferencia de la campana decorativa, todavía nos permite almacenar enseres o alimentos. Con el paso de los años estas campanas se han ido estilizando notablemente, hasta el punto que hoy en día tan solo se aprecia una banda de 2 o 3 cm de acero inoxidable bajo el mueble alto. Tirando de ella podemos desplegar la campana completamente para aumentar el área de extracción de humos mientras estamos cocinando. Estas campanas son más económicas que las campanas decorativas y ofrecen una solución discreta para cocinas no muy grandes donde prima el espacio.

Blog: Campanas extractoras - Campana retráctil

Campana integrada o grupo filtrante

Un paso más respecto a la campana extraíble es la campana integrada o grupo filtrante. Se trata de una especie de cajón que se instala en el mueble alto y que mediante un orificio en éste asoma sobre las placas de cocina. La integración del aparato con el mueble es total, y a no ser que giremos la cabeza para inspeccionar la cara inferior de los muebles altos no podremos averiguar si existe campana o no. El interior del mueble donde se aloja el grupo filtrante tiene un zócalo reservado para ello y, igual que en el caso de la campana extraíble, también hay un conducto central que conecta con el techo. Esta solución de grupo filtrante encaja a la perfección en cocinas minimalistas donde la mayoría de los electrodomésticos están integrados con el mobiliario.

Blog: Campanas extractoras - Campana integrada

Campana isla

Si disponéis de una cocina amplia con las placas de cocina situadas en el centro o os habéis decantado en vuestra reforma por una cocina de estas características, una buena opción es la campana tipo isla. Son las más modernas y llamativas. Deben instalarse correctamente en la vertical de las placas de cocina, lo que obliga a plantear cuidadosament el diseño de la cocina y trasladar estas medidas al techo para derivar el tubo de extracción que circula por el falso techo hasta la posición correcta donde se instalará la campana.

Para su correcto anclaje es necesaria una estructura anclada al techo de la cuelga la campana, garantizando así su resistencia y estabilidad. Al margen de estos temas técnicos, es evidente que el impacto visual de una campana en isla es muy grande, se convierte en protagonista de la cocina y todo el espacio gira sobre ella dado que las placas se instalan en el centro de las cocinas. Habitualmente encontramos campanas de formas puras como prismas o cilindros, que reducen su impacto visual y dejan ver el resto de la cocina.

Blog: Campanas extractoras - Campana isla

Extractor extraíble

Por último podemos integrar la campana, o mejor dicho el extractor, en el sitio más cercano a donde se producen los humos, es decir: en la encimera. El extractor extraíble es una opción poco habitual pero cada vez menos extraña; de hecho, casi todos los fabricantes cuentan ya con un modelo de estas características en sus catálogos. Su gran ventaja es que el extractor está visible sólo cuando lo estamos usando, y cuando acabamos lo escondemos de nuevo bajo la encimera. Técnicamente su funcionamiento es perfecto, y cuentan con la posibilidad de la extracción de humos al exterior o mediante recirculación, en este último caso mediante el uso de filtros de carbono. Sus ventajas estéticas son muchas, y su instalación es muy recomendable en cocinas tipo isla donde la presencia de la tradicional campana no encaja con la decoración y se requiere de una imagen minimalista. Hay que tener en cuenta que las dimensiones de la encimera deben ser sensiblemente superiores para poder alojar el extractor en su interior.

Blog: Campanas extractoras - Extractor extraíble

Consejo: para alargar la vida de vuestra campana extractora y optimizar su rendimiento, es recomendable que la pongáis en marcha nada más empezar a cocinar para evitar así que el motor se sobrecaliente. Para su limpieza, evitad utilizar productos abrasivos o estropajos que puedan rayar la superficie. Si vuestra campana dispone de frente exterior, ya sea de aluminio o de acero inoxidable, limpiadlo con un paño suave empapado en detergente líquido neutro y frotando preferiblemente con un movimiento horizontal. Además, sea cual sea vuestra campana, todas incorporan filtros para el aire que deben cambiarse de forma periódica. Los filtros de carbono deben sustituirse obligatoriamente una vez al año; los de fibra de fieltro pueden lavarse a mano siempre y cuando procuréis que no pierdan la forma. Algunas campanas llevan filtros de mental, que pueden lavarse perfectamente en el lavavajillas si no tienen demasiada grasa incrustada.

Ahora que ya conocéis los diferentes tipos de campanas extractoras y sus características, ¿con cuál os quedáis? No olvidéis que la cocina es un espacio del hogar que puede ser tan acogedor y personal como cualquier otro, así que vuestro gusto también es un criterio importante para que la campana extractora encaje con el ambiente decorativo que deseéis crear. Mientras os decidís, os esperamos la semana que viene con una nueva entrada de blog, llena de ideas interesantes para vuestros futuros proyectos de reformas o interiorismo, todo ello de la mano de Lautoka Urbana.

¡Un saludo!