ALMACENAJE EN LA COCINA

Lautoka Urbana – Reformas e interiorismo

Un almacenaje inteligente maximiza el espacio en la cocina, creando una sensación de orden que nos permite cocinar y distraer a invitados más fácilmente. Dado el creciente tiempo que pasamos en la cocina y la tendencia actual a una vida menos planeada, un almacenaje amplio y bien organizado se demuestra cada vez más crucial para un ambiente agrdable y libre de trastos acumulados. Esto se aprecia especialmente en espacios pequeños. Poder almacenar botes o sartenes de manera limpia puede ayudar a aumentar la sensación de espacio, además de que una buena solución de almacenaje para ingredientes y utensilios hará de la cocina una actividad más sencilla y posiblemente deje hueco para un área de comedor o desayuno.

Por todos estos motivos, la entrada de blog de esta semana va dedicada al arte del almacenaje en la cocina.

Todo al alcance

Independientemente del espacio del que dispongáis, un buen diseño de cocina puede ayudar a crear un almacenaje útil y flexible, perfectamente adaptado a vuestro estilo de vida y necesidades ergonómicas. Sobre todo en cocinas abiertas, el almacenaje debe estar cuidadosamente diseñado, y es que nadie quiere tener que desplazarse en exceso para cocinar. Esto se traduce en situar el almacenaje donde más falta hace. Por ejemplo: colocar el pan cerca de la tostadora, té y café cerca de la hervidora de agua, los platos cerca del lavavajillas, vasos y copas cerca de la nevera y sartenes, especias y aceites cerca de las placas de cocina. También es útil que nevera y congelador se encuentren cerca de los principales armarios y estantes en los que almacenemos los alimentos para descargar la compra ahorrándonos viajes.

Deslizar es la solución

Antes, los armarios se consideraban los pilares de la cocina, pero su popularidad ha ido cayendo con los años. Los muebles con estantes fijos pueden hacer que las cosas sean difíciles de alcanzar, mientras que los estantes ofrecen un almacenaje ordenado y accesible. Instalad cajones totalmente extraíbles que os permitan llegar hasta el mismísimo final del cajón y que soporten bastante peso, unos 30 kg. Los cajones pueden ofrecer mucha más capacidad de almacenaje que los estantes fijos simplemente porque pueden colocarse cerca y aun así permiten fácilmente el acceso a su contenido. Dicha capacidad puede ampliarse todavía más si colocamos recipientes dentro de los cajones que creen compartimentos para un óptimo almacenaje de los objetos que coloquemos dentro. Y además, nada se moverá si preparamos el cajón con una superficie antideslizante para que su contenido no se mueva al abrir o cerrar los cajones.

Blog: Almacenaje de cocina

Almacenaje a la vista y por todo lo alto

Muchos diseños de cocina incluyen por lo menos un elemento de mobiliario alto para alojar por ejemplo un horno a la altura de los ojos o estantes extraíbles para latas y conservas. Estas soluciones optimizan el uso del espacio de suelo a techo y deben cargarse colocando lo más pesado abajo por razones de estabilidad. Vale la pena tener en cuenta que muchas de estas unidades extraíbles pueden volverse muy pesadas, lo que puede volverse frustrante si tan solo necesitamos coger un tarro del fondo, o sea que no está de más explorar otras opciones.

Aunque los armarios de pared no sean lo nuestro, puesto que a veces pueden ser difíciles de alcanzar o pueden hacer que el espacio parezca abarrotado, colocar un par de ellos estratégicamente puede ser útil cuando apremia el espacio. Pueden servir para ocultar una campana extractora o para compensar un diseño en una habitación de techos altos.

Blog: Almacenaje de cocina

A gran escala

Si podéis utilizar una habitación contigua o aprovechar algún rincón para crear un pequeño cuarto, ¿por qué no utilizarlo como una alacena? Además de almacenar ingredientes para cocinar, puede utilizarse para guardar utensilios de cocina grandes. Tradicionalmente se construían de madera y se ubicaban en las zonas más oscuras y frías de la casa, para preservar los alimentos del calor y la luz solar, pero una alacena moderna es una muy buena manera de tener un control sobre lo que almacenamos, además de aprovechar eficientemente un rincón difícil de la cocina. Dependiendo del espacio del que dispongas, puedes incluso planear un cuarto para lavar la ropa, almacenar utensilios de limpieza y otros objetos de difícil cabida.

Blog: Almacenaje de cocina

Y hasta aquí el post de esta semana sobre almacenaje de cocina. Nos vemos la semana que viene una nueva entrada de blog, llena de ideas interesantes para vuestros futuros proyectos de reformas o interiorismo, todo ello de la mano de Lautoka Urbana.

¡Un saludo!